1Mirador del Pincio Villa Borghese

El mirador del Pincio es el principio o el fin, depende de cómo se mire, de uno de los parques más bonitos de la Ciudad Eterna: Villa Borghese. Un auténtico espectáculo de vegetación donde perderse y olvidarse del tráfico eterno de la ciudad.

El Mirador del Pincio se eleva sobre la icónica Plaza del Popolo descubriendo a los turistas una de las mejores vistas de Roma. Las cúpulas, los palacetes, las iglesias… toda Roma a vuestros pies.

 

2El mirador de la Cúpula de San Pedro

Se trata de uno de los estados más pequeños del mundo y uno de los más bellos. El Vaticano no dejará de sorprenderte, capital del catolicismo, residencia del papa, centro de inigualable valor cultural e histórico… Es, sin lugar a dudas, una visita obligatoria en vuestro viaje a Roma.

Y, como no, en este rincón de la Ciudad Eterna se encuentra uno de los miradores más espectaculares de la ciudad: el mirador de la Cúpula de San Pedro.

 

3Vistas desde el Jardín de los Naranjos

El Jardín de los Naranjos es uno de los secretos mejor guardados de Roma. Se trata de un maravilloso parque repleto de pinos y naranjos que lo envuelven en un intenso olor cítrico. El jardín de los Naranjos es uno de los mejores miradores gratuitos de la ciudad y el lugar que ofrece mejores vistas del atardecer de Roma sobre el famoso Río Tíber.

En Otoño, los árboles tornan de colores rojizos y anaranjados, haciendo juego con los edificios y palacetes de la ciudad dando lugar a una imagen sorprendente. Descubre cuáles son los parques más bonitos de Roma.

 

4La impactante vista de la cerradura de la Orden de Malta

A pocos metros del Jardín de los Naranjos se encuentra este secreto rincón de la Ciudad Eterna. En la puerta de la Villa del Priorato de la Orden de Malta, edificio cerrado al público, existe una cerradura que ofrece la que es, sin duda, la vistas más bonita de San Pedro de la ciudad. Si te acercas a este lugar, verás una cola de personas que esperan para mirar por la cerradura, espera tu turno y descubre uno de los mayores secretos de la ciudad. Cuando acerques la vista, descubrirás un encuadre de pinos en medio de los cuales se encuentra, como si de un cuadro se tratase, la cúpula de San Pedro.

 

5Mirador de Il Vittoriano

En el Vittoriano te sentirás el guardián de la Ciudad Eterna. Desde lo alto, verás la Plaza Venecia, los Foros, el Coliseo, la Via del Corso…

En el Vittiariano existen dos miradores, uno gratuito y de menor altura en el que se ubica una terraza donde tomar un aperitivo con la ciudad a tus pies, y otro de mayor altura al que se accede a través de un elevador y que cuesta 7€.

 

6Mirador del Campidoglio

En la plaza del Campidoglio se encuentran dos impresionantes miradores gratuitos de la ciudad. Se trata de dos terrazas panorámicas que se elevan sobre los foros y permiten a los turistas observarlos de forma totalmente gratuita. Cada una de estas terrazas se situa a uno de los lados del Palacio Senatorio, actual ayuntamiento de Roma. Además, si preferís disfrutar de las vistas mientras tomáis un aperitivo no podéis no acudir a la terraza de la Cafetería de los Museos Capitolinos. No es necesario acceder a los mismos para llegar a la cafetería.

 

7Vistas desde lo alto del Castillo Sant´Angelo

El Castillo Sant´Angelo es una de las construcciones más impactantes de la capital italiana. En lo alto del Castillo se encuentra un mirador que ofrece una vista privilegiada de la ciudad en una panorámica de 360º: el río Tíber, los puentes, las cúpulas, San Pedro… Toda Roma.

 

8Mirador sobre el Circo Máximo

Desde la ladera del Circo Máximo disfrutarás de una vista increíble del complejo y de los restos del Palacio Imperial. Te encontrarás situado entre las antiguas gradas del circo máximo, desde las que los emperadores veían las carreras.

 

9Las vistas desde la eterna Plaza de España

Las escalinatas de la famosa Trinità dei Monti han sido el lugar escogido por los turistas para descansar en su visita a la ciudad. Actualmente, está prohibido sentarse en la escalinata, pero aún así puedes disfrutar de una de las vistas más bonitas de la ciudad a lo largo de las mismas. Te aconsejamos subir hasta la iglesia Trinità dei Monti para observar una de las plazas más famosas y emblemáticas de la ciudad: Plaza de España.

 

10El mirador de la terraza del Gianicolo

En el Gianicolo se encuentra una de las vistas más bonitas de Roma y menos frecuentada por los turistas. Es un lugar de paz y donde descansar del ajetreo constante de una ciudad que nunca descansa. Al estar alejado del centro, es un lugar poco frecuentado por los turistas e ideal si quieres huir de las masas. En él se encuentra una famosa fuente La Fontana dell´Acqua Paola, una maravillosa fuente barroca que apareció en la película de Sorrentino: La Grande Bellezza. Sin duda, una parada obligatoria para los fans del filme italiano.