Desayunos romanos

Italia es la capital mundial de la pasta. Viajeros de todos los lugares del mundo se rinden ante su sabor, en una experiencia gastronómica inolvidable.

No obstante, a pesar de que la pasta sea uno de los principales atractivos gastronómicos de este país, los dulces también cuenta con un importante lugar en el podiúm culinario.

Por ello, os dejamos una serie de pastelerías y dulces que no podéis dejar de probar en vuestra estancia en la Ciudad eterna.

Dulces típicos

Los maritozzi

Los maritozzi son, sin lugar a dudas, uno de los dulces más ricos de la gastronomía italiana. Se pueden encontrar en muchas ciudades de la península itálica, aunque son característicos de la ciudad de Roma. Los maritozzi se componen de un exquisito pan dulce relleno de nata. Gracias a su popularidad, los podréis encontrar en cualquier cafetería de la ciudad a la hora del desayuno o de la merienda. Es, desde luego, la manera más dulce de comenzar el día y al más puro estilo romano. 

El bignè di San Giuseppe

El bignè de San Giuseppe es un dulce típico romano que se prepara para conmemorar el día de San José, el día del padre. No obstante, seha popularizado tanto que es posible encontrarlo en las cafeterías y pastelerías de la ciudad durante todo el año.

Se trata de unos deliciosos buñuelos cubiertos de azucar y rellenos de crema pastelera ¡una de las mejores opciones para desayunar en Roma!

La crostata con le visciole

El origen de esta característica tarta de cerezas se encuentra en el barrio judío de la Ciudad  Eterna. Un edicto papal prohibió que los judíos vendiesen productos lácteos a los habitantes cristianos de Roma. Para burlar esta norma, los judíos decidieron elaborar este pastel al que añadieron ricotta escondida entre dos grandes capas de masa quebrada. Hoy en día este pastel se ha convertido en uno de los más típicos de los desayunos en Roma.

La grattachecca

La grattachecca es una bebida muy popular en Roma y excelente para combatir el calor de los meses de verano. Aunque es similar al granizado, no debe confundirse con el mismo. La grattachecca se vende en los puestos callejeros de la ciudad y se puede encontrar en cualquiera de los quioscos de Roma.

Se elabora con grandes bloques de hielo que se raspan y a los pedazos que se extraen se les añaden frutas y sirope a gusto del consumidor. Es muy curioso ver su elaboración ya que todos los puestos que la venden deben contar con estos enormes trozos de hielo.

Pizza cresciuta

Es un dulce característico de la pascual romana. Consiste en un tipo de bizcocho que debéis probar, sin duda, si visitáis la ciudad durante esta época del año.

Cafeterías romanas

Para probar cualquiera de estos maravillosos dulces podéis acudir a cualquier cafetería de Roma, ya que casi todas los ofrecen. No obstante, nos gustaría dejaros una lista de las mejores cafeterías de la ciudad y de las más icónicas.

Tazza d´oro

El famoso caffè Tazza d´oro es uno de los más famosos y característicos del breakfast en la ciudad de Roma. Además, su privilegiada localización lo han convertido en un lugar ideal para los turistas, dado que se encuentra ubicado entre la Fontana di Trevi y el Panteón de Agripa (a 4 minutos andando de este último). También, cuenta con una tienda de productos típicos en los que podréis encontrar todo tipo de dulces y cafés.

 

Ciampini

Ciampini es uno de esos cafés que todo el mundo conoce en la ciudad. Es un café característico y al que, a diferencia de otros, acuden de forma habitual los romanos, sobre todo, los jóvenes, para merendar y conversar en su característica terraza. El precio es elevado, pero la calidad del café hace que merezca la pena. Se encuentra a escasos minutos de la calle comercial más importante de Roma: Via del Corso, por lo que es un buen punto de partida para un día de compras o turismo.

 

Roscioli caffè pasticceria

Este café y pastelería romana tiene la fama de ser una de los mejores de la Ciudad Eterna. Esta ubicado a escasos metros de la plaza Campo dei Fiori, por lo que es un buen lugar para desayunar en Roma gracias a su posición céntrica. Esta cafetería es muy conocida en la ciudad dada la gran calidad de los pasteles y el buen sabor de su café. Para nosotros, uno de los mejores cafés de Roma.

 

El Antico Caffè Greco

Este café se encuentra situado en una de las calles más lujosas de Roma. Es uno de los más antiguos de la Ciudad Eterna ya que lleva preparando desayunos desde 1760 y entre sus mesas han comida grandes intelectuales como Schopenhauer, Franz Liszt, Stendhal, Wagner y Orson Welles, entre otros. Además, en sus paredes cuelgan más de 300 obras de arte, lo que ha convertido este antiguo local en una de las mayores y más reputadas galerías privadas del mundo.

El ambiente y la decoración, así como los uniformes del personal, consiguen transportar a los comensales a otra época. Sin duda, es uno de los mejores lugares donde desayunar en Roma, pese a que hoy en día ofrezca precios desorbitados.

Dirección: Via dei Condotti, 86, 00187 Roma RM, Italia.

 

Mondi

Esta pastelería ubicada cerca de Ponte Milvio es una de las más ricas y preferidas por los romanos. Alejada de la zona turística, es un lugar frecuentado por locales que abre sus puertas a las 7 de la mañana. En ella encontraréis toda clase de desayunos, desde dulces hasta salados, tartas, pasteles y helados, ya que también funciona como cafetería.

Dirección: Via Flaminia, 468, 00191 Roma RM, Italia.

Horario: todos los días de 7:00 a 21:30. Lunes cerrado.

 

Pompi

Si lo que buscáis es empezar el día a lo grande este es el lugar adecuado. Al lado del puente más famoso de Roma, Ponte Milvio, se halla esta pastelería conocida como el lugar donde comer el mejor tiramisú de la ciudad. Abre sus puertas a las 11 de la mañana por lo que es una buena opción si os encontráis por la zona y queréis disfrutar de un buen desayuno italiano. Además, tienen locales en otras zonas de la ciudad que os dejamos más abajo. Y, aunque no es el desayuno típico romano, es uno de los más ricos.

Direcciones:

 

Sant’Eustachio

Esta pastelería se creó en 1938 y fue inicialmente un tostadero de leña. Hoy en día se ha convertido en un lugar de referencia tanto para turistas como para locales amantes del café ya que cuenta con la fama de servir el mejor capuccino de la ciudad. Al igual que Tazza d´oro, dispone de una tienda de productos y artículos cafeteros, desde máquinas de café hasta café molido. La pastelería se encuentra a unos dos minutos andando del Panteón, por lo que es un buen lugar donde disfrutar de los desayunos de Roma.

Dirección: Piazza di S. Eustachio, 82, 00186 Roma RM, Italia.

 

Regoli

La pastelería Regoli es una de las más populares y antiguas de la ciudad. Se trata de una pastelería familiar que abrió por primera vez sus puertas en el año 1916 y desde entonces ofrece toda clase de dulces romanos siguiendo las recetas y técnicas tradicionales. Una de esas pastelerías de toda la vida y de las que quedan pocas.

Dirección: Via dello Statuto, 60, 00185 Roma RM, Italia.

Cerca de: Basílica Santa María la Mayor.

Precio: €€

 

Cristalli di Zucchero

Este caffè italiano cuenta con la ventaja de ser un punto de referencia no solo por sus cafés sino también por su repostería. Es más, se ha constituido como una de las mejores pastelerías de la capital italiana.

Eso sí, se encuentra alejada del centro, así que es buena opción si estáis alojados en la zona.