Desayunos romanos

Italia es la capital mundial de la pasta. Viajeros de todos los lugares del mundo se rinden ante su sabor, en una experiencia gastronómica inolvidable. No obstante, a pesar de que la pasta sea uno de los principales atractivos gastronómicos de este país, los dulces también cuenta con un importante lugar en el podiúm culinario. Por ello, os dejamos una serie de pastelerías y dulces que no podéis dejar de probar en vuestra estancia en la Ciudad eterna.

Maritozzi
se trata de un desayuno típico de la ciudad hecho de pan dulce relleno de nata. Lo podréis encontrar en cualquier cafetería de la ciudad a la hora del desayuno. Es la manera más dulce de comenzar el día, y al más puro estilo romano.
Crostata con le visciole
se trata de un desayuno típico de la ciudad hecho de pan dulce relleno de nata. Lo podréis encontrar en cualquier cafetería de la ciudad a la hora del desayuno. Es la manera más dulce de comenzar el día, y al más puro estilo romano.
Crostata con le visciole
se trata de un desayuno típico de la ciudad hecho de pan dulce relleno de nata. Lo podréis encontrar en cualquier cafetería de la ciudad a la hora del desayuno. Es la manera más dulce de comenzar el día, y al más puro estilo romano.
Crostata con le visciole
se trata de un desayuno típico de la ciudad hecho de pan dulce relleno de nata. Lo podréis encontrar en cualquier cafetería de la ciudad a la hora del desayuno. Es la manera más dulce de comenzar el día, y al más puro estilo romano.
Bignè di S. Giuseppe
según cuentan, este postre llega a nuestros días desde la Antigua Roma. Se trata de una especie de rosquilla rellena de crema pastelera, una de las mejores opciones para los más golosos. Su nombre se debe a que este dulce se elaboraba para celebrar el día de San José, día del padre.
Crostata con le visciole
se trata de un desayuno típico de la ciudad hecho de pan dulce relleno de nata. Lo podréis encontrar en cualquier cafetería de la ciudad a la hora del desayuno. Es la manera más dulce de comenzar el día, y al más puro estilo romano.
Crostata con le visciole
se trata de un desayuno típico de la ciudad hecho de pan dulce relleno de nata. Lo podréis encontrar en cualquier cafetería de la ciudad a la hora del desayuno. Es la manera más dulce de comenzar el día, y al más puro estilo romano.

 

Los maritozzi: se trata de un desayuno típico de la ciudad hecho de pan dulce relleno de nata. Lo podréis encontrar en cualquier cafetería de la ciudad a la hora del desayuno. Es la manera más dulce de comenzar el día, y al más puro estilo romano.

El bignè di San Giuseppe: según cuentan, este postre llega a nuestros días desde la Antigua Roma. Se trata de una especie de rosquilla rellena de crema pastelera, una de las mejores opciones para los más golosos. Su nombre se debe a que este dulce se elaboraba para celebrar el día de San José, día del padre.

La crostata con le visciole: se trata de un pastel típico hecho de queso ricotta y mermelada de cerezas.

La Frittelle Zuccherate: Son un dulce típico de carnaval. No obstante, puede encontrarse todos los meses del año. Son muy parecidos a los buñuelos españoles y tienen muchísimo éxito en la ciudad.

La grattachecca: La podréis encontrar tanto en puestos callejeros como en bares de la ciudad. Se trata de una bebida fría a base de hielo fino y jugos o siropes de frutas.

El pampepato: Es un dulce típico navideño, parecido al turrón español.

Pizza riscresciuta

Es un dulce característico de la pascual romana.

Cafeterías romanas

Para probar cualquiera de estos maravillosos dulces podéis acudir a cualquier cafetería de Roma, ya que casi todas los ofrecen. No obstante, nos gustaría dejaros una lista de las mejores cafeterías de la ciudad.

Cualquier amante del café sabe que en Roma su sabor es diferente. La buena calidad y sabor del café italiano le ha dotado de fama mundial, por lo que, si eres un amante del café estos son los lugares a los que acudir.

El Cafe della Pace

se cerca de la plaza Navona, es una de las cafeterías más famosas y bonitas de Roma, ya que conserva la misma apariencia que tenía en los años cincuenta, todo un hito vintage de la capital italiana.

Tazza d´oro

Se halla al lado del Panteón en Via defli Orfani y cuenta además con una tienda en la que podréis comprar productos típicos del país.

El Antico Caffè Greco

un café situado en una de las calles más lujosas de Roma. Es uno de los más antiguos ya que lleva abierto desde 1760 y entre sus mesas han comida grandes intelectuales como Schopenhauer, Franz Liszt, Stendhal, Wagner y Orson Welles. Además, en sus paredes cuelgan más de 300 obras de arte, lo que ha convertido este antiguo local en una de las mayores y más reputadas galerías privadas del mundo. Es una parada obligatoria, pese a que hoy en día ofrezca precios desorbitados.

Sant’Eustachio

Fue fundada en 1938 como tostadero de leña. Hoy en día, se ha convertido en un lugar de referencia tanto para turistas como para amantes del cafè. Además, cuenta con la fama de servir el mejor capuccino de la ciudad. Al igual que Tazza d´oro, dispone de una tienda de productos y artículos cafeteros, desde máquinas de café hasta café molido.

Cristalli di Zucchero

Cuenta con la ventaja de no ser solo un punto de referencia por sus cafés sino también por su repostería. Es más, se ha constituido como una de las mejores pastelerías de la capital italiana.